viernes, 16 de noviembre de 2012

Tiempo de amar, Tiempo de morir de Douglas Sirk.

Existen cierta clase de películas, que dentro de la filmografía de un director tenemos por ellas cierta predilección.

De Douglas Sirk hay poco que decir, uno de los grandes del melodrama clásico, con títulos tan inolvidables como "Obsesión" (1954), "Solo el cielo lo sabe" (1955), "Escrito sobre el viento" (1956), "Ángeles sin brillo" (1957), o su última película y obra maestra "Imitación a la vida" (1959).
Fuera del melodrama tiene alguna estupenda muestra como "Pacto tenebroso" (1948), un film de cine negro que merece la pena ser rescatado.

Pero entre todas ellas, a mi la que más me gusta, es una que normalmente pasa desapercibida y de "puntillas" cuando se cita a este director. Una de sus mejores películas, una maravillosa película, en donde la guerra y el amor se juntan para contarnos una historia dura y emocionante, "Tiempo de amar, tiempo de morir" (A time to love and a time to die - 1958)


Tiempo de amar, tiempo de morir. Douglas Sirk

Estamos ante una película imprescindible para todo aquel amante del mejor cine. Un milagro de película que solo un director como Sirk podría sacar adelante. Una historia de amor y guerra, en donde se nos muestra todos los efectos devastadores de este terrible sin sentido generado por el hombre.

No he visto jamás una ciudad tan desolada y terriblemente destruida como la que recrea esta película. Por cierto, a Steven Spielberg le debe gustar mucho, porque muchos de sus decorados de la magistral "Salvar al Soldado Ryan", recuerdan y mucho a la película de Sirk.

La historia

Basada en una novela de Erich Maria Remarque, el mismo de la excelente "Sin novedad en el frente", la película nos cuenta la historia de un soldado alemán de permiso que regresa a su casa, encontrándose con una ciudad totalmente destruida y con un paisaje desolador. Su familia está desaparecida, y mientras los busca conoce a una chica de la que se enamora y vivirá una apasionada historia de amor. Son días de amor y guerra. Durante el permiso se casan, pero él debe de regresar al frente....


 
El melodrama

Como buen representante de este género, la película posee una gran carga de emoción, con un dramatismo muy realista, llena de grandes imágenes y con una ambientación y puesta en escena terriblemente realista, en donde pocas veces hemos visto las consecuencias de la guerra como está reflejado en esta película. La descripción de esta ciudad destrozada es dramática y terrible.

Pero todo este drama se ve compensado con una historia de amor maravillosa y conmovedora. Es realmente significativo, como entre tanta desgracia el amor florece y puede con todo. En este sentido la película es perfecta en el mensaje de crear una ilusión por vivir gracias al amor.




El título es premonitorio, y nos anuncia que no vamos a asistir a un final feliz.
Tampoco me parece una película que sea muy pacifista. Sirk necesita esa guerra para mostrarnos la historia de amor. 
Aunque vemos y sentimos toda la desgracia de una guerra, el miedo de la población, etc, Sirk utiliza este desastre para mostrarnos que sin esta guerra no existiría ese amor.

El amor como esperanza de vida.
 La muerte como el fin de una forma de vida.  
Amar y morir, amor y guerra. 


John Gavin


Es curioso lo de este actor. Lo tenía todo para triunfar, buena presencia, atractivo... El nuevo Rock Hudson decían de él. Pero ahí quedó.
Salvo su presencia en "Imitación a la vida", "Psicosis" y "Espartaco", poco más podemos decir de él. Como curiosidad estuvo a punto de ser James Bond, sus rasgos bien podrían haber encajado en el personaje, pero tampoco pudo ser. Lo que sí está claro, es que esta es su mejor interpretación y el papel de su vida.




Cabe destacar también la estupenda banda sonora a cargo del gran Miklós Rózsa. Un gran acompañamiento a las excelentes imágenes cargadas de lirismo y dramatismo

La excepcional fotografía corre a cargo de otro de los grandes, Russell Metty ("Espartaco", "Sed de Mal", "Vidas Rebeldes", etc). Metty crea maravillosas escenas y planos que jamás olvidaremos.  

Una historia de amor entre las ruinas de la guerra.
Triste y conmovedora, destinada irremediablemente a un trágico final debido a las circunstancias que les rodean.





El escrito Erich Maria Remarque

Este autor alemán es uno de los mejores en mostrar los horrores de la guerra y en especial de sus consecuencias, la postguerra. 
Aparte de "Tiempo de amar, tiempo de morir", que en el original se titula "Tiempo de vivir, tiempo de morir", tenemos otra serie de novelas excelentes muchas de ellas adaptadas al cine. 
Sobresalen, la mencionada, "Sin novedad en el frente" (1930), una gran novela, que el director Lewis Milestone se encargó de trasladarla a la gran pantalla de manera portentosa. Este mismo director también adaptó otra novela de Remarque, "Arco de Triunfo" (1948), con Ingrid Bergman y Charles Boyer.
Y "Tres camaradas" (1938), otra excelente muestra dirigida por el estupendo Frank Borzage. Una maravilla de película.

Un escritor a tener muy en cuenta que luchó contra el nazismo hasta el fin de sus días y eso es de agradecer. Fue perseguido por estos hijosdeputa (perdón, pero ese es su calificativo), incluso fueron quemadas muchas de sus obras.
En su vida privada tuvo la fortuna de casarse con la maravillosa Paulette Goddard, ni mas ni menos!
Como curiosidad Remarque interpreta en esta película el personaje del profesor Pohlard. 







Douglas Sirk y la película

En el excelente libro de Antonio Drove  "Tiempo de vivir, tiempo de revivir: Conversaciones con Douglas Sirk", podemos encontrarnos con una interantísima entrevista en la cual el director nos habla de esta película. 

"El libro de Remarque tenía por título Un tiempo para vivir y un tiempo para morir (Zeit zum Leben, Zeit zum Sterben) y fue traducido al inglés como el original alemán. Este título, el alemán, es una cita bíblica, que tiene connotación religiosa, pero, en cierto modo, yo quería ir más allá, así que logre persuadir al estudio y a Remarque para cambiar el título por el existente, cambiando sólo una pequeña cosa: una i por una o, en lugar de vivir (live) poner amar (love), lo que cambiaba extrañamente toda la historia"

"Alemania en la postguerra no era nada sino destrucción. Era una tierra baldía tanto mental como físicamente. Nunca he visto nada semejante en mi vida.
Era brutal y cruel mirar los edificios históricos destruidos, la gente viviendo en agujeros bajo tierra debajo de los edificios devastados; era extraño, grotesco, no era humano.."

"La gente quería vivir, pero tenía que morir, y tenía que morir porque si se va a la guerra, si se quiere la guerra, si se está de acuerdo con la guerra, se tiene que estar de acuerdo con matar, y también con morir, supongo; yo estoy totalmente en contra de la guerra- era un tiempo de amar y un tiempo de morir. Así se convirtió en el tema de mi película, lo que podríamos llamar su connotación filosófica"



.
.


"Tiempo de amar, tiempo de morir" es una de las más bellas historias de amor de la historia del cine.
Repleta de imágenes y momentos inolvidables. Una obra maestra.


Por último, resulta complicado encontrar algún vídeo o fragmento de esta maravilla. Os dejo con su trailer en VO, y con tres escenas maravillosas, que casualmente son del amigo bloguero Mr. Lombreeze. Ojo a la última que es el conmovedor final.



























36 comentarios:

  1. Absolutamente de acuerdo. Creo que estamos ante la obra másdepurada del director. Y eso que es dificil aseverar tal cosa. Pero posee una delicadeza y un lirismo impresionante.
    Creo que estamos ante una de las grandes películas de la historia del cine, dicho sea en general. Muy interesante su observación de los rescoldos de la guerra y como florece de ahí una historia de amor preciosa. Y con una utilización del formato scope soberbia.
    Muy completa entrada, que además se ve recompensada con datops sobre el novelista, excelente también. Muy interesante entrada. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo con V.
      Un acierto de entrada.
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. De entre todos los melodramas de Sirk, es díficil elegir. Son tan buenos todos que se hace misión imposible. Yo creo que sus dos obras maestras son "Imitación a la vida" y esta que nos atañe.
      Pero si me tengo que decantar por alguno me quedo con estos tiempos de amor y guerra. Me parece una total maravilla.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Ciudadano Noodles no sabe lo agradecido que le estoy.

    Hace mucho mucho tiempo vino a mis recuerdos esta fabulosa película que había visto de pequeño... por desgracia desconocia el nombre de los actores, el del director, en fin... no sabia nada de nada sobre esta maravillosa cinta.

    Solo tenía pequeños retazos de la historia y algunas capturas de imagenes mentales de la pantalla.
    Intente buscarla por palabras claves de la sinopsis pero no tuve suerte, incluso algunos caminos me desviaron de mi verdadera busqueda...

    Y ahora, al llegar a su nueva entrada, comienzo a leer... ¿ se parece a aquella película que busca hace tiempo ?... No se parece, ES.
    Usted la ha encontrado por. :-)

    Es una cinta preciosa, con esa crudeza de la guerra, el amor insostenible dentro de ese marco,... ¿ y la vecina ? Cotilla grotesca...

    No sabía que estaba basada en una novela. Y muy interesante el dato que aporta, ¿ El profesor era el propio Remarque ? Curioso.
    Que por cierto, "Sin Novedad en el frente" es una novelaza que me gusto mucho; aunque comienzo a apreciar que el buen Señor Remarque tenia más bien una visión negativa y pesimista del mundo. Cada uno es esclavo de su tiempo.

    Por cierto, el final es muy triste. Siento hacer spoilers pero es uno de esos finales que se quedan grabados a fuego en la mente, y sobretodo en una etapa aun tierna de mi vida.

    Señor Noodles en estao casión me quito el sombrero, y como siempre, le felicito por estas entradas con imagenes tan impactantes, por su buena elección a la hora de escoger buen cine, ya sea clásico o actual.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro y mucho, que hayas descubierto por fin esa película que tanto tiempo te perseguía. Mira que se pasa mal no saber que película es aquella que no recordamos.

      La película es una maravilla. Y el pobre Remarque, es verdad que tenía una visión pesimista, pero es que lo debió pasar tremendamente mal. Hasta que encontró a Paulette Goddard, claro...

      El final de la película es tremendo y conmovedor. La barbarie de la guerra se hace grande y el amor se pierde. Como la vida misma.

      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Si, el final de la película es tremendo, conmovedor ... y desolador; te planetas realmente si vale la pena ser bueno.

      Es cierto, como la vida misma.

      He disfrutado mucho con esta entrada y las fotos Ciudadano.

      Ahora lo difícil esta en conseguirla en algun medio que se vea minimamente bien.


      Un abrazo Ciudadano.

      Eliminar
  3. Magnífico el tercer cartel, el de bitono rosa. Muy buena película, fue en la que descubrí a Klaus Kinsky en un papel secundario de fanático nazi.
    Es curioso que al mexicano Gavin no le fueran mejor las cosas en el cine. Sí que le fue bien con Reagan que le nombró embajador en México DF. Saludos. Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, que aquí aparece Kinsky con esa rostro tan especial e identificable. El papel de nazi, le va como anillo al dedo.

      Los poster, en especial ese abrazo son estupendos.

      De John Gavin, creo que hizo lo que pudo y gran parte del buen hacer lo tuvo Sirk, sin duda.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Completamente de acuerdo. También es mi película favorita de Sirk. Y mira que no es o no debería ser nada fácil decidirse. Nunca se me olvidará, y siempre repito la misma batallita, cómo me perdí en el Barrio Latino de París intentando verla en un cine. Jamás llegué a ese cine. ¡Toooorrrrrpeeeeee! :-)

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene que ser especial ver esta película o cualquier otra en pleno Barrio Latino.
      Cada vez me encuntro com más adeptos a la gran obra de Sirk, muy por encima de sus películas más conocidas.

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Parece que es una de las que hay que ver, yo no tenia mucha idea de ella, aunque de Sirk tengo algunos dvds. El cine clásico americano me gusta y lo tengo algo abandonado, espero retomarlo pronto. Muy buen post. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una imprescindible del mejor cine clásico americano. Sirk es uno de los más grandes del melodrama. Y que ha influenciado a muchos directores. Incluyendo a Pedro Almodóvar.

      Un abrazo.

      Eliminar
  6. La penúltima realización de Douglas Sirk (lamentablemente, se despediría del cine al año siguiente con "IMITACIÓN A LA VIDA") desarrollaba un melodrama intensamente romántico recortado sobre el marco terrible y desolador de una Alemania destruida, habitada por el miedo y la muerte, soldados desmoralizados, sonámbulos sin hogar, perseguidos ocultos y carroñeros de retaguardia.
    Lógicamente, por encima de la historia de la pareja protagonista, dos seres víctimas de la crueldad sin sentido de la guerra dándose calor en medio de los escombros, flota el mensaje antibelicista, efectivo y demoledor. La admirable, depurada narrativa de Sirk, apoyada en la novela de Remarque, consiguió una obra que si no llega (por muy poco) a alcanzar la absoluta perfección y redondez de su siguiente trabajo, contiene, sin embargo, imágenes y momentos capaces de ponernos un nudo en la garganta.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo la igualo a la portentosa "Imitación a la vida". Seguro que la última de su carrera es la más redonda, pero tengo una gran predilección por esta historia tan belicosa y pacifista y sobre todo una preciosa historia de amor.
      Me parece un trabajo difícil y admirable. Que como bien dices, en muchos momentos contenemos la respiración y el nudo en la garganta se apodera de nosotros.

      Un abrazo.

      Eliminar
  7. He visto varias veces esta película. Sé que es una muy buena peli pero no es de las que consiguen emocionarme. No sé muy bien el motivo de esto, pero siempre me ocurre con esta peli. Creo que el problema es John Gavin..no me llega, no me emociona. Sirk es un director que me gusta muchísimo y me quedo antes con "Escrito sobre el viento" o "Imitación a la vida" que con "Tiempo de amar tiempo de morir".
    Me encantan los carteles que has puesto.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pobre John Gavin. Es verdad, que no es un buen actor. Pero aquí si que me gusta. Ese aire diferente de soldado nazi, tan elegante y atractivo. Veo en él a un "inocente" dentro de toda esa barbarie que se comete.

      De todas formas, todas las historias de Sirk son maravillosas.

      Un beso.

      Eliminar
  8. Creo que la he visto... me suenan las imágenes, aún así, después de tu excelente exposición no me queda más remedio que mover mar y montaña para buscarla y verla, la verdad es que el tiempo previsto para este fin de semana acompaña una buena sesión de cine en casa!!

    (tienes razón, hay actores que se esfumaron sin razón aparente ninguna, es aquello de "estar en el lugar adecuado en el momento preciso"...)

    un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que la has visto. Es de esas de domingo por la tarde, en donde no había nada mejor que hacer que ver estas grandes películas que luego afortunadamente hemos ido recuperando.

      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Fíjate que del melodramático Sirk es la película que menos recuerdo porque la vi hace muchísimo tiempo. Tras leer tu reseña está claro que debo recuperarla. Para mí "Imitación a la vida" es el melodrama de los 50 por excelencia, con esa Drama Turner que no envejece.A pesar de tener todos los elementos para convertirse en un folletín, finalmente se convierte en un film notable.
    Gran reseña.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suele pasar, que cuando se habla de Sirk, esta película se la cita pero poco más. Injustamente está menos valorada que sus grandes y más conocidas obras. Entre ellas, esa "Imitación a la vida" que es otra de sus obras maestras incustionables.

      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Pues tampoco he visto ésta, C. Noodles. He visto muy poquitas de Sirk y "Tiempo de amer, tiempo de morir" no está entre ellas, así que poco puedo comentar más allá de lo que siempre te digo, tu pasión por aqello que recomiendas es tan sincera que se contagia. Pasa a engrosar mi libreta de cintas a descubrir. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antes Douglas Sirk, era un fijo en la televisión. No había domingo en donde no pusieran una película suya, y eso que tampoco tiene una larga filmografía.
      Yo las he visto muchas veces, alguna de ellas puede haber perdido algo de fuerza. Pero esta e "Imitacion a la vida" son dos imprescindibles.

      Seguro que en breve te encuentras con ella, y si puedes te engancharás a su preciosa y dura historia.

      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Estoy con Myra,la pelicula es buena y el toque Sirk es fascinante ,pero creo que Gavin no atrapa,siempre lo vi el tipico con una planta de galan para tirarse de espaldas pero nada mas.
    Saludos Noodles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pobre Gavin. De ahí que no tuviera el éxito que se proponían sus productores. Era muy limitado.
      Pero esos rasgos le hubieran venido muy bien al agente 007? Nunca lo sabremos.

      Un abrazo.

      Eliminar
  12. Amor y guerra contada por Douglas Sirk: eso no podía fallar. Tengo un gran recuerdo de esta película que sin duda bajaré para volver a ver. El contraste entre el caos de la destrucción de la guerra y el amor es sugerente, muy romántico.
    De Sirk acabo de ver no hace mucho Imitación a la vida y me parece un melodrama extraordinario, que aunque a veces parezca medio folletín, no lo es tanto. Y en esta vuelve a aparecer John Gavin.
    Lo que cuenta el director de la peli, lo que es la guerra, es brutal y muy cierto. Palabras de un grn sentido pacifista.
    Un saludo, Noodles. Gran entrada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es difícil ver una película mala de Sirk, por lo menos son interesantes. Y sus melodramas,aunque alguno haya perdido algo por el paso del tiempo son prácticamente soberbios.

      Es un director que han querido imitar pero que no lo han conseguido. REcuerdo "Lejos del cielo", una extraordinaria película que fue la que más se acercó al universo Sirk,

      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Pues estoy completamente de acuerdo, mi peli favorita de Douglas Sirk también es Tiempo de amar, tiempo de morir. Le dediqué un temprano post en mi blog y ante la ausencia de vídeos en la red (que veo que sigue siendo injustamente endémica) me dediqué a subirlos yo mismo (mis disculpas por la baja calidad). Me enorgullece el que los hayas insertado en tu blog. Compartimos pasión cinéfila por esta magistral obra de arte.

    Me confieso muy fan del subgénero "Amor en Tiempos Guerra" (Doctor Zhivago, Cold Mountain, El Gran Desfile, etc).

    Por cierto, si no la has visto, te recomiendo una de las últimas y dignas representantes de este subgénero: Róza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Trás leer tu comentario coincidimos en todo. A mi también me parece una obra maestra.
      Ha sido una gran suerte encontrar esos tres videos y encima creados por ti, se agradece y mucho.

      "Róza", no la he visto. Ni siquiera la conocía. Me pongo manos a la obra para encontrar esta película polaca.

      Por cierto, me alegra ver que citas "Cold Mountain", película que me encanta y que paso como otra más.

      Un abrazo.

      Eliminar
  14. Bueno, Noodles, pues mi entrada sobre esta peli va a tener que esperar porque yo no podría hacerla mejor ;)

    Es una peli estupenda, con ese flechazo amoroso (yo tampoco me haría de rogar con Gavin, qué percha tiene) en medio de tanta desolación. Y no tenía ni idea de que Remarque era el profesor. Nunca te acostarás...

    Acabo de leer el comentario de Lombreeze y me ha recordado que en el SEFF ha estado "Róza" y que me la perdí en esa lucha que hay con los horarios. Nos pondremos a buscarla, no queda otra.

    Un abrazo


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno Mara, algún día espero ver que sentiste al ver a Gavin entre tanta guerra y escombro.
      Era guapo el tío! pero actor limitado.

      Es verdad en busca de Róza. Aunque va a ser difícil.

      Un abrazo.

      Eliminar
  15. Cold Mountain es uno de mis últimos Grandes Clásicos. Espero que el tiempo la ponga en su sitio. Creo que está infravolarada, yo le encuentro muchísimas virtudes. Y la banda sonora merece un capítulo aparte (tanto la orquestal como sus canciones). Pero bueno, que me voy del tema.
    Róza es más seca que un polvorón saharaui y cuenta con un epílogo... tremendo. Una de mis pelis favoritas de este año.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya somos dos los que nos encanta esa historia. Rodada a la manera más clásica posible, de ahí que no tuviera el éxito que se merecía.

      Róza, en busca y captura, aunque como le he comentado a Mara, difícil lo veo.

      Eliminar
    2. La tenéis en mejorenvo.com

      Eliminar
  16. Sirk es un director que me gusta mucho, lamentablemente este film lo tengo pendiente. Gracias por decubrirme el libro de conversaciones con Sirk.

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El libro de Drove, es estupendo. El español no es que estuviera muy bueno de salud, pero le salió un libro redondo. Si eres fan de Sirk, es un imprescindible.

      Un abrazo.

      Eliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...