miércoles, 21 de noviembre de 2012

Al Limite de Martin Scorsese. Bringing out the dead.


"Salvar la vida de una persona es como enamorarse, yo hace mucho tiempo que no salvo a nadie"

Cuentan que Scorsese se molestó y bastante por la fría acogida de esta película. Yo también me uno a ese cabreo, ya que no entiendo como a infinidad de espectadores y críticos no les puede gustar esta excepcional obra del genial director neoyorquino.

Lo primero de todo, es aborrecer la traducción tan horrenda que han puesto en nuestro país.. "Al límite", que vergüenza. El original y homónimo de la novela de la que está adaptada es el maravilloso "Bringing out the dead" (1999) , que se podría traducir como "resucitando a los muertos".



Con la efeméride de su cumpleaños, el bueno de Martin cumple 70 añitos, y con muchos blogueros realizando listas o comentando películas tan inolvidables como "Taxi Driver", "Toro Salvaje", "Goodfellas", etc. Quiero romper una lanza por una película incomprendida, una joya de muchos kilates, en donde todas las obsesiones de Scorsese se unen para componer un fresco duro y demoledor del más sórdido Nueva York de los años 90.


Al límite. Martin Scorsese. 1999

Tres días en la vida de Frank Pierce (Nicolas Cage). Trabaja en el servicio nocturno de ambulancias de Nueva York, recogiendo todo tipo de enfermos, drogadictos, moribundos, etc. La dureza de su trabajo le pasa factura y está destrozado por un estrés y por una clase de vida totalmente inhumana. A todo ello, le persiguen los "fantasmas" de las personas que no ha podido salvar, entre ellas una joven indigente de la cual está obsesionado.
Lleno de alucinaciones y de compañeros de ambulancia realmente curiosos y siniestros, a Frank le acompañan todo tipo de pesadillas en una ciudad que más bien parece un vertedero de deshechos humanos.


Nicolas Cage es Frank Pierce

No es que sea un actor al que admire, al contrario, en los últimos años parece más bien una caricatura de lo que fue. Pero en esta ocasión Cage está espléndido en este ser atormentado y en su particular descenso a los infiernos. Un tipo que está totalmente fuera de lugar. Al contrario que sus compañeros que aceptan esa situación como algo normal, el personaje de Cage se rebela en contra de todo lo que está sucediendo.
Una de las mejores frases de la película y que pone los pelos de punta, es cuando por radio les anuncian de un incendio. Su compañero, en esa ocasión John Goodman, lo acepta de buen grado incluso le gusta. "Un incendio, bien! vamos para allá". Pero la cara de Nicolas Cage es todo un poema, y la frase que suelta es demoledora. "No hay nada bonito en un incendio, la gente se quema..."... terrible.
Un personaje, que se engloba entre los mejores perdedores que hemos visto en el cine. Al igual que las víctimas que recoge, él se haya inmerso en el mismo problema del que no puede salir. Es otro más de ellos, de los que vagan por la ciudad como fantasmas sin vida.

Obsesionado con salvar vidas, Frank Pierce se va destruyendo a si mismo. 
Tres noches infernales en un Nueva York como pocas veces se ha retratado.




Paul Schrader y Al Limite.

Scorsese volvió a contar con la colaboración de Schrader para la creación del guión. La película adapta la novela de Joe Connelly. Y nadie mejor que este tándem para recrear un ambiente y una atmósfera crudísima, incluso superior en fatalidad a la ya citada "Taxi Driver".
Puede parecer una especie de continuación de esta última, taxi por ambulancia, pero con un cambio muy sustancial. En este caso la visión del director es muchísimo más pesimista y fatalista que la película del 76.

Scorsese y Schrader no dejan ningún resquicio a la esperanza. Asistimos a multiples derrotas, no hay salvaciones milagrosas. Es una ciudad en donde abundan los yonkis, los indigentes, los chulos, las prostitutas, etc. Pocas veces hemos asistido al retrato de una ciudad  tan fantasmal como esta. Realmente da miedo lo que vemos.

Nadie mejor que estos dos grandes del cine para mostrarnos lo que era el Hell´s Kitchen de Nueva Yok de los principios de los 90.

Pecado, muerte y desolación. 
Personas como zombies, que deambulan sin rumbo, esperando un final irremediable llamado muerte.

En esta historia nada parece tener sentido, ni la vida, ni la muerte y sobre todo el porqué de todo lo que acontece. 
Sin olvidarnos de ese hospital tan alocado que algunos integrantes del mismo, parecen los mismos dementes que recogen por las calles. Impagable ese policía que amenaza con quitarse esas gafas de sol....


Patricia Arquette es Mary Burke

Siempre me ha gustado mucho esta actriz, la cual considero que está bastante desaprovechada. Pocos directores creen en ella, la sombra de su hermana Rosanna le acompañará siempre. Para los más cinéfilos y Lynchianos siempre estará en nuestros pensamientos como Renée.
En esta ocasión, su personaje de Mary Burke, es otra alma más dentro de la destrucción y caos que muestra Scorsese. Recordemos que ha sido otra yonki más.
En ella el personaje de Cage intentará encontrar un alma gemela en donde encontrar una pequeña salvación y comprensión a sus problemas. 

“Todos nos morimos, Mary Burke”



La ambulancia de Al límite
Otro de los grandes aciertos de la película, es mostrarnos a tres tipos totalmente diferentes que acompañan en estos tres días al personaje de Cage.
El primero, es el extraordinario John Goodman, un tipo obsesionado por sus cenas, casado y con hijos. Se puede decir que es el más normal de todos. Él si que cree en un futuro y sobre todo es el más crítico con el personaje de Cage, mostrándole en lo que se está convirtiendo.  

Después tenemos a Ving Rhames. Es aquí donde Scorsese se explaya con todos sus pensamientos religiosos. Este personaje, llamado Marcus, lleva a la religión a un paroxismo realmente delirante. 
Si el personaje de Nicolas Cage, no lo soporta más, paradójicamente a Scorsese es donde se le ve más a gusto. Y es que este italo-americano se mueve como pez en el agua con el tema de la religión y la muerte. Un ejemplo claro es el preguntarnos ¿por qué hay que salvar a estos yonquis y camellos, los cuales están vendiendo droga incluso a menores? ¿Esta abocado el hombre cristiano a este destino? Vida y religión, muerte y redención.

Por último el más loco de los acompañantes, un estupendo Tom Sizemore. Aquí es donde Scorsese introduce al personaje de Cage en el mayor de los infiernos. Todo se vuelve demencial
Como un viaje psicodélico a mayor gloria de un drogadicto, asistimos a un capítulo tremendo con imágenes como pocas veces hemos visto en su cine. Apresuradas, con un montaje acelerado, movimientos de cámara imposibles, desencuadrados, llenos de luces, de LSD, donde sin más remisión el personaje de Cage cae rendido ante la propia droga que le rodea. 

Pero Scorsese no puede ser tan cabrón (¿o sí?), y al final nos regala un abrazo. Puede interpretarse como un resquicio de esperanza, o un fundido de penas sin remisión. Quien sabe. 







La dirección de Martin Scorsese.
En esta película se muestra pletórico. Pocos directores saben mostrar y contar este tipo de historias. El ritmo impuesto es frenético, me rió de los nuevos y "modernos" directores. Scorsese hace uso de la steadycam como pocos. Solo hace falta recordar "Goodfellas" para comprobar que estamos ante un maestro de la cámara.

"Bringing out the dead" es una de las películas más personales de Scorsese. Repleta de todos los temas que le gustan y le han obsesionado a lo largo de su carrera. Con una forma de realizarla distinta a todas. Con una atmósfera realmente terrorífica, llegando a rozar lo onírico.
Incluso en uno de los mejores momentos de la película vemos a los verdaderos fantasmas que abandonan los cuerpos de los fallecidos. Una forma de representar el estupendo título de la película. Por no hablar de la escena de la eutanasia, tremenda. 

Movimientos de cámara alucinantes, incluso con giros de 180º, abuso de picados y contrapicados, nunca una ambulancia ha sido filmada de esa manera. Con un montaje asombroso,la responsable es la colaboradora habitual de Scorsese Thelma Schoonmaker (por cierto esposa del gran director Michael Powell), capital a la hora de contar la historia. En algunas ocasiones no deja ni siquiera acabar el plano para enlazar con el siguiente, aumentando todavía más la sensación de angustia que recorre toda la película y que compartimos con el sufrido papel de Nicolas Cage. 

A todo ello, ayuda y mucho la gran fotografía de Robert Richardson, que junto avanza la historia, va cambiando la manera de mostrarnos las diferentes situaciones. 
Elmer Bernstein es el encargado de dar forma a una banda sonora, que en algunos momentos es desquiciante, adjetivo que describe perfectamente a la película. También nos encontramos con grandes éxitos de Van Morrison, R.E.M, The Clash, UB40, The Who, etc.

Película excesiva en todos los sentidos.
 De trabajo menor, nada de nada. Una joya del mejor director que ha retratado a un Nueva York sombrío y desesperado. 
Gran golpe al sueño americano.


Rotundo fracaso en taquilla. Y es que no es nada fácil que a un neoyorquino pueda gustarle esta visión de su ciudad. 
Scorsese los ha tenido siempre bien puestos y aquí todavía más. Queda claro que no busca prestigio, que lo que le gusta es contar su historia y aquí se nota y mucho. Se ha volcado y ha puesto un gran empeño en contar una historia muy personal. Incómoda y atrevida, una Obra Maestra.


Trailer











Gran paralelismo, los ojos de Travis (Taxi Driver), con los de Frank (Nicolas Cage)




22 comentarios:

  1. Me alegra que le hayas hecho justicia a esta película menospreciada. Es del Scorsese loco y excesivo de "Jo, qué noche" y "El rey de la comedia". Muy buenos los secundarios que acompañan a Cage en la ambulancia y el detalle de las figuritas de santos en las pizzas. Saludos. Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La alegría es mutua, al saber de otro al que le gusta esta obra tan personal y como bien dices, excesiva.
      Saludos

      Eliminar
  2. Yo vi esta película en el cine con mi hermano, No me gusto pero estuvo entretenida, no he podido leer toda la entrada por qu me duelen los ojos y he gastado mi tiempo pero cuando vuelva al ordenador pasare a terminar de leer el texto un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Javier, demasiado tiempo ante el ordenador?
      Cuida esos ojos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Gran entrada para una película que fue recibida con mucha tibieza. Yo le tengo especial cariño a esta obra, ya que he trabajado bastantes años en Urgencias y UCI (en una ciudad pequeña, eso sí), y me toca la fibra, ya que presenta muy bien las situación tragicomicas que puedes vivir en sitios como estos, la factura emocional que te pueden pasar en ocasiones, y lo peor, el insomnio que te generan a veces todas estas historias tan jodidas y el trabajar a turnos. Me gustó mucho la redención final del protagonista y esa image de una pietá. Sería estupendo que Schrader y Scorsese volviesen a colaborar, ya que estos dos juntos funcionan a las mil maravillas (bueno, y separados tambíen lo petan los dos...) Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues poco mejores que tu, para saber y comprobar in situ ese mundo tan desquiciante en algunas ocasiones. Supongo que en muchas será una inmensa alegría el saber que has salvado a alguien. Aunque Scorsese, no nos da tregua y nos lleva por el camino que lleva directamente al infierno.
      La imagen final es estupendo.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Yo soy uno de los que fue a verla al cine y salí bastante irritado XD La verdad es que con los años me apetece volver a verla, más que nada porque seguramente cuando la vi por primera vez no tenía ni la edad ni las tablas que tengo ahora, así que ahí queda pendiente la revisión :)
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llevo muchos años "peleandome" por defender esta película. Es 100 x 100 Scorsese. Para mí mucho mejor que alguna que tiene mucha fama, pero que luego se queda en nada. Por ejemplo Shutter Island, que me parece flojísima.

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Ostras se me pasó completamente este film y mira que soy fan de Martin. Se me acaba de ocurrir hacer una entrada a Historias De N.Y, porque la historia de Scorsese me pareció lo mejor del film.

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si puedes recuperalá porque es imprescindible.
      Historias de N.Y. donde brillaba era en el episodio del tío Scorsese.

      Un abrazo.

      Eliminar
  6. me alegra que te haya gustado por el entusiasmo al escribir la entrada veo que mucho. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos Javier, ya recuperado. Me alegro!

      Eliminar
  7. No se, si sea de las mejores del Señor Scorsese, pero sí, la que tiene el ritmo más frenético y demoledor; otra de esas película a revisar de Scorsese. un saludo. http://asaltovisual.blogspot.com/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se merece mucha más reputación y prestigio que otras de su obra. El nervio, el puro Scorsese se encuentra en esta película.

      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Puea a mí, siendo una pelicula que me gusta, no es para nada de mis favoritas del director. La percepión que tuve al verla es que era un intento de repetir ciertos esquemas de Taxi Driver pero claro, que los resultados estaban muy lejos de áquella. Y supongo que ello jugó en su contra a la hora de valorarla. Es más frenética y salvaje, cierto, pero quizás mucho menos sutil, lo que en este caso se me antoja peor. Lo que sí te puedo asegurar es que la película me gusta y le encuentro cosas muy buenas. Lo que pasa es que Scorsese me gust mucho y hay unas diez o doce pelis suyas que me gustan más. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En esta ocasión no nos ponemos de acuerdo. Yo al contrario, ese ritmo tan frenético es lo que me hace que sea apasionante. y sobre todo su discurso sobre el dolor, la enfermedad y la salvación.

      Es verdad, que se la comparó con un nuevo "Taxi Driver", y razones no le faltan. Pero creo que funcionan muy bien por separado. Eran dos épocas duras de Nueva York. Aquí los primeros noventa están espléndidamente reflejados, antes de que el alcalde Galiani se ocupara de la limpieza de la ciudad.

      En un Top 5 Scorsese, la incluiría.

      Un abrazo.

      Eliminar
  9. No me lo puedo creer no he visto esta peli, pero creo que sé porque, al estar Cage en el reparto, no me preguntéis porque pero hay veces que no le aguanto al bueno de Nicolas ( me pasa lo que a tí )... en fin.

    Bueno pues me la apunto, porque el cine de Scorssese me gusta y mucho y el guión promete, Patricia Arquette también es una chica muy aceptable en todo.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La pena de todo esto, es Nicolas Cage. Arrastra tal cantidad de malas películas que esta pase desapercibida. y es en donde mejor puede estar.

      Es una historia dura y sin concesiones, pero eso es Scorsese, no?

      Un beso

      Eliminar
  10. Buenas mr Noddles. Pues apesar de ser un compendio o una concentración de las fobias y filias de Scorsese, siendo un director que admiro, la vi en el cine en su momento y me parece que la película se cae por varios lados. Y no entro a enjuiciar el trabajo de Cage, contra el que no tengo nada... de momento. Pero yo no la colocaría a la altura de otras obras suyas que no hace falta citar, sinceramente creo desde mi humilde punto de vista que está bastante alejada de ser una obra maestra, aunque tu "defensa" es realmente estupenda.

    Saludos
    Roy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nuevo de vuelta Roy.
      Ya se que me quedo solo con esta, pero la veo tan redonda que no lo puedo negar, me encanta. Me enganchó en su estreno y de vez en cuando me gusta recuperarla.

      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Le felicito Ciudadano Noodles, con el 70º cumpleaños del director es cierto que es facil halagarlo o hablar sobre el con una cinta más conocida que esta.

    Pero tengo que decir que vi hace años esta cinta, para empezar ni me acordaba que fuera del Señor Scorsece, solo recordaba a Nicolas Cag en el papel de un camillero (o conductor de ambulancia). Es un actor que me gusta, posee varias joyas en su fimlografia y por desgracia, como suele suceder, también algunas obras de "menor" calado. Personalmente creo que es un actor que es infravalorado pero personalmentne me gusta. (Tenia que decirlo).

    Respecto a esta película, el compañero de fatigas, John Goodman, es genial, es el que se toma la vida más a la ligera, pero no nos engañemos, es para no volverse loco. En un trabajo como el suyo, en el que cada dia pueden ver a quemados, disparos de bala, sangre, visceras, o se lo toman con filosofía o ... bienvenidos a depresiónlandia.

    La chica... que usted me ha recordado que es la formidable Patricia Arquette, es tremenda, el personaje más bajo quizas... o tal vez lo sea el camello.

    Una película que me gusto mucho por las ambiguedades y ese tono de eterno "perdedor" de Nicolas, pero a diferencia de "Taxi Driver", donde el heroe lo es por pura casualidad, aquí él heroe se labra y busca su propio destino.

    Una estupenda entrada Ciudadano Noodles.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre prefiero recomendar o comentar algo más desconocido para el espectador. Sobre todo me gusta defender causas perdidas y esta es una de ellas.

      Hombre! un defensor de Nicolas Cage. Pocos abundan y ahora mucho menos. Tuvo su época y sus películas, el problema es que en todas siempre tiene los mismos registros y se ha "quemado".
      John Goodman, ese si que es bueno!

      Y de Patricia, poco que decir, una de mis actrices preferidas. Guapa y con talento.

      Un abrazo.

      Eliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...