jueves, 28 de junio de 2012

Carta de una desconocida de Max Ophüls.

No se a vosotros, pero con este sofocante calor me apetece más que nunca los clásicos en blanco y negro.
Ya bien entrada la madrugada, en silencio, luces apagadas y con la breve y tímida brisa que nos aporta la noche, apetece una buena película de cine negro o un buen melodrama de amor, romántico, como este de hoy. 

Son momentos, horas, para degustar y paladear el buen cine, perdón, el gran cine. Historias, actrices, actores y directores que son muy difíciles de igualar. 

En esta ocasión elijo para esta noche....."Carta de una desconocida", del excepcional director Max Ophüls


La he visto muchas veces, pero es de esa clase de películas que de vez en cuando la tengo que volver a ver.

Basada en la novela del escritor austriaco Stefan Zweig, estamos ante una película inmortal, uno de los melodramas más maravillosos, apasionados y bellos que ha dado la historia del Cine

La historia, creo que es bastante conocida. Estamos en Viena, en el año 1900. Un famoso pianista apunto de participar en un duelo, recibe una carta de una mujer con la que mantuvo hace años una relacion que no recuerda. Una desconocida, otra mujer más para él, pero que sin embargo ella sigue enamorada de aquel joven apuesto que conoció cuando todavía era una muchacha.
Al leer la carta, empezará a recordar aquellos momentos...

"Cuando leas esta carta, puede que haya muerto. Si esta carta llega a tus manos, verás como fui tuya sin que tu siquiera supieses que existía"

Con esta maravillosa frase comienza uno de los flashback más apasionados de la historia del cine.

"Sólo quiero hablar contigo, decírtelo todo por primera vez. Tendrías que conocer toda mi vida, que siempre fue la tuya aunque nunca lo supiste. Pero sólo tú conocerás mi secreto, cuando esté muerta y ya no tengas que darme una respuesta; cuando esto que ahora me sacude con escalofríos sea de verdad el final. En el caso de que siguiera viviendo, rompería esta carta y continuaría en silencio, igual que siempre. Si sostienes esta carta en tus manos, sabrás que una muerta te está explicando aquí su vida, una vida que fue siempre la tuya, desde la primera hasta la última hora."

Una historia llena de sensibilidad y tragedia. Cine romántico y doloroso como pocos.

Para ser una buena película hace falta tener un buen guión, y en este caso Howard Koch realiza una excepcional adaptación de la obra de Zweig. 
No olvidemos que también es el responsable de los guiones de "Casablanca", "El sargento York" o "Los mejores años de nuestra vida" entre otros. 



Louis Jordan y la maravillosa Joan Fontaine, dan vida a estos dos personajes, Stefan y Lisa. 
El primero, un actor limitado, cumple muy bien como ese pianista, ese galán cínico y mujeriego. Este atractivo actor nunca ha estado mejor que aquí.
Pero sin duda, Joan Fontaine se lleva todos los aplausos, memorable en su sufrido papel. 
Incialmente el papel de Lisa fue pensado para su hermana.. Olivia de Havilland, pero al final Joan fue la que encarnó a este personaje inmortal, un icono del cine romántico. Gran interpretación, que con sus treinta y un años, tuvo que recrear a una adolescente de quince.
Un personaje atormentado y frágil?¿, que se deja llevar por su corazón. Entregada al destino del amor aunque sepa que esta acción le puede condenar de por vida. No hay remedio para los designios del corazón.
Este personaje, paradójicamente, posee una gran fuerza que le hace abandonar a su familia, incluso su dignidad, por este amor imposible. 
Sin duda, la mejor interpretación de Joan Fontaine. Sí, ya se que esta muy bien en "Rebeca", pero a mi me encanta como Lisa. Y tampoco nos podemos olvidar de "Sospecha", "Ivanhoe", o "Más alla de la duda". Por cierto una actriz que nació en Tokyo...


Lo bueno de esta película y de sus personajes es que con todos los papeles para ser un auténtico dramón, tipo culebrón del mediodía, el gran trabajo de Ophüls hace que no caiga en la lágrima fácil.

Ambos personajes estas construídos espléndidamente. Stefan, por muy mujeriego que sea tiene su corazoncito, y Lisa es una romántica empedernida pero con una fuerza y madurez encomiable.

Son personajes ambiguos y con muchos matices. La historia según el punto de vista que esté narrada puede cambiar o parecernos diferente. 

"Te quiero sin conocerte y te querré hasta la muerte"
Solo un maestro como Max Ophüls puede realizar y capturar esas imágenes de Viena tan melancólicas.
Me encanta como rueda y nos introduce a través de esas ventanas. Nadie ha rodado mejor a través de los cristales.
Un dominio absoluto de la cámara para mostrarnos los sentimientos de los personajes.
Y por supuesto es un maestro en retratar el universo femenino. En sus películas destaca por encima de todo este personaje, la mujer en busca del amor. Desde esta Lisa, hasta la última, la portentosa "Lola Montes".
Son magníficos sus retratos. Muchas actrices han dado lo mejor, y sus papeles han quedado para el recuerdo: Barbara Bel Geedes ("Atrapados".1949); Joan Bennet ("Almas Desnudas". 1949); Simone Signoret ("La ronda". 1950); Gaby Morlay ("El placer". 1952); o Martine Carol ("Lola Montes". 1955).



Pero creo que Lisa, es la mejor de todas ellas. Este universo y pensamiento femenino está magistralmente detallado en "Carta de una desconocida".
La cámara de Ophüls las trata muy dignamente, con mucha ternura y amor.
Son mujeres llenas de dolor, que sufren por amor. Les toca vivir en una época donde la sociedad condena cualquier acto "escandaloso".

Todo se mueve en torno al amor. Los impulsos irracionales del corazón tienen la culpa.

Nuestra Lisa acaba "condenada" y triste. Es capaz de dejarlo todo, y tener la valentía de perseguir a su amor.
En el lado opuesto está el personaje masculino de Stefan. Un tipo burgués de la época. Ha conseguido lo que quería, alcanzar un status, una posición y triunfo social. Pero lamentablemente el amor no le ha correspondido. 
Es la diferencia entre la pasión y el amor, o el raciocinio del ser humano, y la frialdad de los sentimientos.

Pérdida y olvido. Lisa y Stefan. Un denominador común, el amor. 

No obstante si Lisa nos desprende mucha ternura y compasión, el personaje de Stefan, aunque frío y sin sentimientos, no podemos condenarle ya que nos acaba dando lástima.
Vemos que se ha quedado solo, que se empieza a dar cuenta de su error a medida que lee la carta de Lisa. Una carta que le aboga al inicio de la película, a terminar su duelo y a encontrarse con la muerte.

 
"Carta de una desconocida", extremadamente romántica, triste y exquisita.


Otro factor muy a tener en cuenta es el tiempo. Terrible para ambos personajes.
Avanza sin remisión, seguimos a los personajes a esa bajada a los infiernos, a un final irremediable, del que ambos no pueden evitar.
Esta tragedia es rodada de forma excepcional por Ophüls.
Pocos directores han sabido plasmar tan bien en la pantalla todas las emociones que nos desprenden estas historias.
Los travellings que realiza son monumentales. Largos y pausados movimientos de cámara que nos muestran la historia de esta pareja.
Imposible olvidar la grandísima puesta en escena y ambientación de la película, una nota denominante en casi toda su filmografía. Nos encontramos con una Viena especial, sombría y espectral. Con sus maravillosos cafés (de nuevo esas ventanas!), la luz de las farolas...
Y si a todo ello le añadimos una maravillosa música de Daniele Amfitheatrof, sin olvidar a Mozart y Chopin claves en varias escenas, pues tenemos una película redonda. 
  
Lisa, una mujer que prefiere vivir un amor, una ilusión, antes que formar parte de una sociedad fría y estancada.  


Rebosa escenas, secuencias y momentos maravillosos. Uno de mis preferidos es la secuencia de los viajes falsos, en los también falsos vagones de tren. Ahí es donde Lisa y Stefan se aman por primera vez...

En definitiva una Obra Maestra, una de las películas más maravillosas que se han rodado, de uno de los mejores directores de la historia del Cine. Uno de mis preferidos. 

Siempre he pensado que esta carta que recibe Stefan, es como aquella que nos podemos encontrar de algún amor de juventud, olvidada entre algunos libros y que seguro nos rompió el corazón....

"El curso de la vida puede ser alterado por pequeños acontecimientos, tantas personas que vemos pasar absortas por sus problemas, tantas cosas que pasan inadvertidas. Ahora comprendo que nada sucede por casualidad, cada segundo está medido, cada paso tiene su porqué." (Max Ophüls)















23 comentarios:

  1. El gran Stefan Zweig!!! El año pasado por casualidad descubrí a este estupendo escritor en 'El mundo de ayer'. ¡¡Una maravilla!! Nunca había leído nada tan bien escrito!! Me interesé más por
    Zweig y me enteré que era el autor del pequeño relato en que esta maravillosa película, que tantas veces había visto, se basa.
    Hace unas semanas me decidí a leer el relato de Zewig y es muy superior a la película. La censura de época hace que queden muchas cosas importantes sin contar.
    Te recomiendo que leas el relato de pocas páginas. Yo he seguido leyendo a Zweig y me apasiona.
    En cuanto a la película coincido contigo en afimar que es un peliculón, con esa maravillosa fotografía y Fontaine está asombrosa.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Manderly.
      Una gran amante de la literatura como tu, no podía ser menos y gustarle Stefan Zweig.
      Yo no he leído nada de él salvo "Carta de una desconocida" y a raiz de ver la película.
      Tienen muchos puntos en común, incluso la película en algunos momentos es literal a la obra del austriaco.

      Intentaré leer más de este autor, que por tu entusiasmo tiene que estar muy bien.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Otra película que no conocia, muy buena entrada.


    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Javier,
      es una maravilla. Cuando se habla de cine romántico, etc, etc, esta es sin duda una de las mejores. Aparte de ser a nivel general una maravilla.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Es una de mis películas preferidas, de las pelis que más veces he visto. He disfrutado muchísmo con esta entrada. Poco hay que añadir a todo lo que ya has dicho y de esa manera tan entusiasta. Carta de un a desconocida es la historia de una obsesión contada de una manera exquisita, con una enorme sensiblidad y elegancia. Tanta elegancia como tenían Ophuls y Zweig. En una de las preciosas fotografías que has puesto sale una de mis escenas preferidas, cuando Lisa mira a través de los cristales de la puerta a Stefan siendo aún una cría.
    La novela la he leído más de una vez. Es mi libro de cabecera.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Myra.
      Coincidimos con esta obsesión amorosa, también es una de mis preferidas. Si es que casi todas de Max Ophüls son brillantes y maravillosas. Un director que los nuevos espectadores lamentablemente desconocen.

      Es imagen de la puerta, es preciosa. Tiene esta película varias escenas, con unas miradas a través de los cristales portentosas.

      Un beso.

      Eliminar
  4. Qué buena pinta tiene esta película Noodles!

    La verdad es que yo era mucho de echarme un melodrama cada domingo a la hora de la siesta, pero no sé por qué tengo esa costumbre un tanto descuidada. Me apunto esta para "sufrirla" en breve. Muy buena entrada.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mara.

      Ay esa siesta. Supongo que ahora y con este calor tiene que ser sagrada.

      Hazte un huequito en estas noches tan fresquitas y sufre con Joan Fontaine.

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Me gusta Fontaine, me parece cuando la veo como una buena amiga tierna y graciosa, es guapa pero sencilla, y las citas primeras que has puesto que me han parecido muy sufridas, muy románticas, algo dramáticas eso sí porque eso de amar de esa forma tan dolida me parece horrible en la realidad, no tiene nada de bonito aunque en el cine se hace muy sensible y hasta cómplice, y eso es lo que buscaré. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mario,

      Es verdad que las primeras frases son dolorosas, pero es lo que tiene el amor más romántico. Por lo menos las grandes películas de este género.

      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Es difícil encontrar en el cine un sentimiento amoroso que emane tanto patetismo como el de Lisa (a mi entender, la mejor interpretación de la Fontaine), como complicado resulta hallar a cineastas de la talla del genial Ophüls, autor que elevó a la quintaesencia artística el melodrama romántico. "Carta de una desconocida" es, simplemente, una película perfecta, dolorosa, inolvidable, maravillosa, eterna... una cumbre del séptimo arte. Amo este filme profundamente, pero es que también amo "La ronda", "El placer", "Madame de..." o "Lola Montes". Qué grande era Ophüls y qué poco se le valora. Cuestión de tiempo en cualquier caso.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ricardo.

      Compruebo que te gusta Max Ophüls tanto como a mí.
      Es de mis directores favoritos y uno que se debería encumbrar y reconocer como se debe.
      Cualquiera que has citado es una Obra Maestra. Y en el género negro tiene también excelentes muestras.

      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Pues no he visto la película C. Noodles. Ya sabes que me falta mucho cine clásico. Pero es que de Ophuls he visto muy poquito. Recuerdo "Madame de..." y no sé si más. Y lo peor es que no la recuerdo como una película que me gustase especialmente. Obviamente la tendré en cuenta. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola David

      Max Ophüls es un director muy especial. O se ama o incluso puede aburrir.
      Yo conozco ambos casos. Y me incluyo en el primero.
      Ahora que tiene tiempo :) recupera esta joya que no te arrepentirás.

      Un abrazo

      Eliminar
  8. Tengo la buena costumbre de visionar esa maravilla en verano...y cada vez que la veo me asombra, me admira...¡¡adoro esta película!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tirador, un placer tu visita.

      Compartimos la adoración ante esta maravilla.
      No está de más verla de vez en cuando y sentir la grandeza del cine.

      Un abrazo.

      Eliminar
  9. No la he visto, pero ya me he quedado con las ganas, seguramente pronto lo haré!

    Te he otorgado el premio Liebster blog, entra aquí si deseas seguir con la cadena de reconocimientos: http://lucescamaraaccionblg.blogspot.com/2012/06/premio-liebster-blog.html

    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María del Mar.

      Seguro que te encantará, es muy difícil no caer ante tal historia tan maravillosa.

      Muchas gracias por el premico.

      Un abrazo.

      Eliminar
  10. "CARTA DE UNA DESCONOCIDA" es una valorable muestra de cómo los maestros europeos víctimas de la diáspora, conseguían alcanzar lo sublime sin salirse aparentemente de las pautas establecidas por la maquinaria de Hollywood.
    En mi blog "Movie Movie" le dediqué hace unos meses una entrada con un comentario mucho más breve que el tuyo y menos descriptivo, pero en el que intenté traducir y sintetizar mi emoción y entusiasmo por esta obra maestra del cine romántico. Si tienes a bien leerlo, ya me contarás.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Teo.
      He leído tu entrada. Compruebo tu entusiasmo y lo comparto.

      Que maravilla, que obra maestra. Que nos llamen románticos, lo aceptamos ante tal joya que nos regaló Ophüls.

      Por cierto, veo que reseñas "Jennie", otra joya maravillosa que se debería reconocer más.

      Un abrazo,

      Eliminar
  11. ¡Muy buen aporte!. ¡Es una historia fantástica llena de amor, desamor, ilusiones... las más bellas y a la vez tristes emociones que puede experimentar una mujer. No puedes dejar de llorar desde la primera hasta la última página. Es como si, a veces, narrara la historia de un viejo amor, los sinsabores que vives por la persona que amas y visualizar lo que una chica por amor es capaz. Una obra tan delicada, tan sublime... ¡una auténtica delicia!
    La amé desde el primer momento en que leí su reseña y en cuanto lo hallé me dispuse a leerlo y en una hora... Voilá! Acabé con los ojos hinchados, con una caja menos de pañuelos y un nudo en mi garganta y estómago.
    Me identifiqué profundamente con el personaje, ya que sentí que ahora y en un futuro estoy-estaré viviendo una historia así, claro a excepción de la muerte del niño y la prostitución. Comprendo perfectamente a la dama, porque vi reflejado el amor que tengo, pero de igual manera la persona vive tan encismada y cerrada en su vida, que aunque ya lo sabe, parece como si jamás me hubiese atrevido a decirlo y, mucho menos que recuerde haberme conocido. A veces, a medida que lo leía caía en los errores que había cometido y sentía como me enrojecía la cara y consigo la terrible sensación de pena y arrepentimiento.
    Es mi primera lectura que leí de Stefan Zweig y, desde entonces vivo enamorada terriblemente de él y, por supuesto de sus libros.
    Siempre he pensado que los escritores y músicos tienen una sensibilidad y creatividad celestial; están dotados de una dosis extra de encanto que les permite dejar su de vida y corazón en cada cosa que hacen, tocan y escriben; pero muy especialmente Stefan contenía en su naturaleza el don de encarnar perfectamente los sentimientos y psicología femenina; para dotarlos de un halo de misterio y melancolía; sin dejar de mencionar los demás personajes que cada uno de ellos es como si representaran los temores y emociones reprimidas de Zweig.
    Tenía los sentimientos a flor de piel, cada palabra, cada acción que describe la desconocida me hacía sentirme en su papel y a través de mi mente imaginar cada hecho, además de que por cada narrativa me acordaba de canciones que, perfectamente podrían quedar como tema de fondo o relatar la historia.
    De las versiones cinematográficas me quedo con la de "Letter from an unknown woman" de Louis Jordán, guapísimo, melancólico (representa bastante bien mi idea y estereotipo que tengo de un pianista) y Joan Fontaine, con esa mirada, ese rostro tan expresivo...
    Un verdadero deleite leer a Stefan Zweig.
    Su prosa tan elegante, sin recargarla de sentimentalismos, equilibrando cada momento-acción; es como si cada historia se basase en un hecho real, que pudo vivirse en siglo XVIII y, aunque suene inconcebible, también en el presente. Muy humanista y realista, obras verdaderamente auténticas.
    Me llevo de él lo complicado que es darle a cada personaje sentimientos, ideas, psicología, es como un hijo que llevas dentro de ti y lo desentrañaras, un verdadero placer...
    ¡Mi admiración y respeto al Señor Zweig!
    ¡Larga vida a sus obras!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Leticia, un verdadero placer leer tu comentario, tan lleno de ilusión y emoción.
      Zweig es uno de los grandes escritores, en donde el romanticismo se hace arte con mayúsculas. Y si luego llega el maravilloso Max Ophuls y lo versiona, mejor que mejor.
      Comparto tu comentario, que por cierto es de lo mejor que ha recibido C. Noodles.

      Un abrazo.

      Eliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...